Epilepsia Barcelona

Tratamos a nuestros pacientes como nos gustaría ser tratados

Tratamientos psicológicos para personas con epilepsia

Sabemos que la epilepsia puede tener un impacto importante sobre la calidad de vida de los pacientes y sus familias. También que esta enfermedad, sobre todo cuando no se controla adecuadamente, puede acompañarse de depresión y ansiedad. Por eso existe mucho interés en evaluar de forma adecuada los tratamientos psicológicos serios que buscan mejorar el bienestar psicológico de las personas con crisis.

Recientemente se ha publicado un artículo Cochrane, una revisión amplia y rigurosa de los estudios más serios sobre beneficios de la terapia psicológica en pacientes con epilepsia.
Incluyeron 24 estudios (un total de 2439 participantes) que utilizaban terapias psicológicas o de comportamiento para mejorar la calidad de vida relacionada con la salud, la frecuencia o gravedad de las crisis, y los problemas psiquátricos asociados, en niños y adultos con epilepsia, y las comparaban con el tratamiento habitual u otros tratamientos. (Michaelis R et al, Cochrane Database Syst Rev. 2017)

Leer más...

La estrecha relación entre Epilepsia y sueño

Este fin de semana he participado en una jornada formativa para neurólogos y he hablado de la relación entre la epilepsia y el sueño. Esta relación se conoce desde hace tiempo. Se sabe que uno de los factores más importantes que provocan crisis epilépticas  es la falta de sueño y también que es más fácil encontrar alteraciones en el electroencefalograma (EEG) si el paciente está dormido. Por eso con frecuencia pedimos EEG de sueño para tener más información. 

Los pacientes con epilepsia tienen además más problemas del sueño que la población general: somnolencia durante el día (provocada por dormir mal o por efecto de los fármacos), insomnio (hasta un 30% de los pacientes), apneas durante el sueño y síndrome de piernas inquietas. 

En la aparición de estos problemas influyen muchos factores, entre ellos el sedentarismo, la mala higiene del sueño, el aumento de peso y los fármacos antiepilépticos. 

Leer más...

Perros para ayudar a personas con epilepsia

Un perro de ayuda a personas con epilepsia es el que ha sido entrenado (o ha aprendido) a responder a una crisis epiléptica. Funcionan de forma parecida a los perros entrenados para ayudar a personas con otro tipo de discapacidades. 












Estos perros pueden realizar distintas tareas, incluyendo:

  • ladrar durante las crisis para alertar a los cuidadores
  • colocarse tumbados cerca de la persona que tiene la crisis para evitar que se lesione
  • colocarse entre la persona que tiene la crisis y el suelo para evitar que se golpee al inicio de la crisis si se cae.
  • activar algún dispositivo de aviso (por ejemplo un pedal conectado a una alarma)

Leer más...

¿Cuántas personas tienen epilepsia?

Sabemos que la epilepsia es una de las enfermedades neurológicas más frecuentes, y que en nuestro medio la prevalencia de esta enfermedad se acerca al 1 por cien.

Recientemente y por un informe del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, se ha sabido que en este país hay actualmente más personas con epilepsia que nunca. Cerca de 3.4 millones de personas viven en Estados Unidos con crisis, incluyendo 470.000 niños. Esto supone un crecimiento notable respecto a datos del pasado. Uno de los principales retos de la epilepsia es que con frecuencia pasa desapercibida y no se diagnostica bien porque puede acompañarse de otros problemas médicos. Por eso los médicos y las autoridades sanitarias están de acuerdo en que hay que detectar y seguir mejor los casos.

Leer más...

El estrés y su influencia en las crisis epilépticas

Todos estamos sometidos a estrés en nuestra acelerada vida diaria. Se sabe que el estrés influye negativamente en muchos aspectos de la salud, sobre todo en las enfermedades cardiovasculares. En la consulta muchos pacientes nos cuentan aparición o aumento de la frecuencia de crisis epilépticas en relación con estrés (profesional, personal) y los epileptólogos creemos firmemente que este es un factor de riesgo en la enfermedad. Sin embargo resulta difícil diseñar estudios para probar esta relación.

Recientemente se ha publicado un estudio (Baldin et al, Epilepsia, 2017) que trata de aclarar este tema. Los autores seleccionaron un grupo de pacientes que vivían en Manhattan entre los años 2010 y 2013 y que tuvieron una primera crisis no provocada o epilepsia de diagnóstico reciente.

Leer más...