Epilepsia Barcelona

Tratamos a nuestros pacientes como nos gustaría ser tratados

Dando nuevos fármacos a pacientes mayores

Ya he comentado en este blog que la mayoría de casos nuevos de epilepsia ocurren en la infancia o en las personas mayores. De hecho hay estudios que sugieren que la mitad de la epilepsia ocurrirá en pacientes mayores de 60 años en el año 2020. Así pues, tener en cuenta las características especiales de esta población es esencial para un correcto tratamiento.

Los pacientes mayores por ejemplo suelen presentar un deterioro (aunque sea leve) de la función renal o hepática (y este hecho puede influir en la eliminación de las medicinas), en general necesitan dosis menores y tienen también más efectos secundarios. Además toman muchas otras medicinas (para hipertensión, hipercolesterolemia, diabetes, etc) por lo que hay que considerar las posibles interacciones que se pueden dar cuando les recetemos un antiepiléptico.

Leer más...

Viejos problemas, nuevas soluciones

Uno de los motivos fundamentales para elegir un buen epileptólogo es que no todos los fármacos antiepilépticos sirven para tratar todas las crisis y todos los tipos de epilepsia. Ya he comentado en muchas ocasiones en este blog que la elección de un medicamento ha de hacerse teniendo en cuenta las características de la epilepsia y las características del paciente y su estilo de vida

Algunos fármacos, de hecho, pueden agravar ciertos tipos de crisis. Eso sucede sobre todo en epilepsias generalizadas (genéticas).  Por eso es importante disponer de fármacos que sirvan para tratar múltiples tipos de crisis sin agravar ninguna (es lo que denominamos fármacos de amplio espectro). 

Leer más...

Los camaleones de la Epilepsia

Se cree que hasta un 20% del total de diagnósticos de epilepsia son incorrectos. Se confunden con crisis epilépticas fenómenos que no son epilepsia y al contrario, hay crisis epilépticas que no se diagnostican como tales. En ambos casos el paciente puede resultar perjudicado.

Hay muchas enfermedades en las que las pruebas confirman con seguridad el diagnóstico. Por ejemplo la diabetes, midiendo la glucosa sanguínea en ayunas. La evolución también se puede objetivar con un análisis: los niveles de hemoglobina glicosilada nos dirán si el paciente se controla bien o no. Eso no ocurre en epilepsia, no hay una prueba que nos diga con exactitud cuántas crisis está teniendo el paciente en casa. Hay sensaciones que se interpretan erróneamente como crisis y hay crisis que pueden pasar desapercibidas, por ejemplo las que ocurren durante el sueño o cuando el paciente está solo.

Leer más...

¿Cómo decidir que medicina es mejor para un paciente?

Existen en el mercado muchos fármacos antiepilépticos. Algunos llevan muchos años comercializados y otros se han lanzado durante los últimos 10-15 años. Con una oferta tan amplia, cómo decidir cuál es mejor?

Pues bien, hay que tener en la cabeza que el objetivo del tratamiento en epilepsia es MANTENER UNA VIDA NORMAL. Y para ello se necesitan dos cosas:

  • eficacia para eliminar las crisis
  • mínimos o nulos efectos secundarios.

Leer más...

Creencias equivocadas que cuesta eliminar

El otro día estuve leyendo un artículo sobre creencias respecto a la salud que mucha gente ha llegado a creerse sin que detrás exista ninguna justificación científica.

Por ejemplo ciertas dietas de “detoxificación” que proponen actrices famosas o la oposición de parte de la población a las vacunas, que puede tener consecuencias nefastas como hemos comprobado recientemente.

Pensaba que en epilepsia hay también creencias que se han instaurado por motivos diversos y que pueden hacer mucho daño a los enfermos porque siguen ahí a pesar de que médicos y asociaciones de pacientes tratamos de neutralizarlas.

Leer más...