Nuevos datos sobre epilepsia, embarazo y lactancia

En diciembre tuve la oportunidad de asistir a la reunión anual de la Sociedad Americana de Epilepsia en Baltimore, Estados Unidos. Una parte muy interesante de este congreso son los “special interest groups” o SIGs, grupos que analizan los últimos avances en temas concretos relacionados con la epilepsia, su diagnóstico y su tratamiento. Siempre que voy a esta reunión yo asisto al grupo de epilepsia y mujer. En esta ocasión se presentaron los resultados de varios estudios recientes que acaban de ser publicados. Quería comentar dos de ellos.

Cenobamato, una nueva opción farmacológica para el tratamiento de la epilepsia

Los pacientes cuyas crisis continúan a pesar de haber probado varios fármacos antiepilépticos tienen mucha necesidad de que la industria farmacéutica siga colaborando con investigadores básicos y con clínicos para desarrollar nuevos productos que puedan ayudarles.
Afortunadamente, siguen realizándose estudios con nuevas moléculas que muestran eficacia y buena tolerabilidad en pacientes con epilepsia.

Buscando nuevas opciones para tratar acúmulos de crisis

Como ya he comentado alguna vez en este blog, la situación de urgencia a la que se enfrentan con más frecuencia los pacientes con epilepsia y sus médicos (especialmente si la epilepsia es resistente) son las crisis en acúmulos. El mayor peligro que tienen estos acúmulos es que pueden evolucionar a estatus epilepticus y por eso es necesario tratarlos lo más precozmente posible, idealmente en casa para evitar tener que acudir a urgencias. 

En Estados Unidos está aprobado el diazepam rectal (en España se llama Stesolid®) y en Europa también el midazolam bucal (Buccolam®). Se sigue buscando alternativas que sean más fáciles de usar y más eficaces, a ser posible con menos efectos adversos.