Actualmente hay un gran número de fármacos en el mercado para tratar la epilepsia.

La elección debe basarse en el tipo de epilepsia, tipo de crisis y circunstancias del paciente (edad, sexo, deseo de embarazo en el caso de las mujeres, otras enfermedades que tenga el paciente además de la epilepsia y circunstancias sociales y laborales).

El epileptólogo es la persona más adecuada para realizar esa elección, pero es conveniente que el paciente también participe activamente.