Detección de crisis nocturnas mediante sistemas de video

Una de las preocupaciones que tienen los pacientes con epilepsia y sus familiares es la ocurrencia de crisis convulsivas durante la noche, que pueden pasar desapercibidas y asociarse con complicaciones serias, siendo el SUDEP (muerte súbita en epilepsia) la más grave. Se sabe que el SUDEP es menos frecuente si se supervisa al paciente y se le estimula justo después de las crisis. Existen algunos dispositivos de detección (por ejemplo algunas pulseras inteligentes) que pueden avisar a los cuidadores, pero no todos los pacientes toleran bien llevar este tipo de dispositivos.

Epilepsia, déficit de atención-hiperactividad y calidad de vida en niños

<

Se sabe que un porcentaje importante de casos de epilepsia en la edad infantil (hasta un 40%) se asocian a problemas de déficit de atención e hiperactividad.

Recientemente se ha publicado un estudio realizado en Turquía (Ekinci et al, J Child Neurol, 2017) que analizó los síntomas y calidad de vida en tres grupos de niños: niños con epilepsia, niños con epilepsia y déficit de atención-hiperactividad y niños con déficit de atención-hiperactividad solamente. Pues bien, la peor calidad de vida la tuvieron los niños con las dos enfermedades. Los síntomas fueron algo diferentes en los grupos de pacientes. En los niños con epilepsia predominaba la inatención, mientras que en niños sin epilepsia era más frecuente la hiperactividad y la impulsividad.

Productos derivados del cannabis para tratar crisis epilépticas

Este fin de semana he acudido a una reunión en Francia donde un grupo pequeño de expertos de todo el mundo hemos discutido sobre la utilización de productos derivados de la planta del cannabis para tratar crisis epilépticas, sobre todo en el contexto de epilepsias graves de la infancia.

Hemos revisado los distintos productos que existen en el mercado, sus enormes diferencias en cuanto a composición y las diferentes regulaciones en los diferentes países de la Unión Europea y de Estados Unidos. Un aspecto importante que no se conoce bien es que muchos aceites que se pueden comprar en Internet o libremente en algunos países llevan cantidades variables de THC (tetrahidrocannabinol),