Porque conozco tus problemas y te puedo ayudar a resolverlos

Llevo veinte años atendiendo pacientes con epilepsia, y conozco bien algunos sentimientos que puede provocar la enfermedad: inseguridad, miedo, temor a ser rechazado, a no conseguir trabajo, sensación de falta de control sobre la propia vida…Te aseguro que con un diagnóstico, tratamiento y seguimiento correcto es posible conseguir el control de las crisis sin efectos secundarios y recuperar la confianza.

Porque te atenderé personalmente

Cuando solicites una visita, seré yo quien te atienda, no otras personas del equipo. Y también podrás contactar conmigo si durante el seguimiento tienes algún tipo de problema.

Porque puedes necesitar otros expertos y están en mi equipo

El paciente con epilepsia puede tener distintos problemas, y yo no puedo solucionarlos todos, pero cuento con especialistas en el equipo que me permiten ofrecer una atención integral y personalizada: psiquiatra, neurocirujano, psicólogo, radiólogo y enfermera de epilepsia.

Porque soy honesta

Solicitaré únicamente las pruebas que puedan ayudarte a controlar mejor tus crisis, los efectos secundarios de la medicación o las consecuencias de la epilepsia. Sólo te ofreceré los tratamientos reconocidos como eficaces y seguros por la comunidad científica, y te daré siempre unas expectativas realistas.

Por mi experiencia, formación y actividad investigadora

Puedo ofrecerte los tratamientos más novedosos si otros te han fallado.