Dietas para tratar la Epilepsia

Ciertas dietas se han utilizado desde hace años para el tratamiento de las epilepsias que no responden adecuadamente a fármacos.

Estas dietas consisten fundamentalmente en restringir los hidratos de carbono, aumentando las grasas y manteniendo un aporte correcto de proteínas. El cuerpo, que normalmente utiliza los hidratos de carbono como “combustible”, tiene que recurrir a las grasas y se producen unas sustancias llamadas cuerpos cetónicos, que tienen un efecto beneficioso sobre las crisis en algunos pacientes.